sagrado corazon de jesus sostenido por mano de jesucristoP. Ricardo Jiménez Monroy*

Ayer hemos comenzado el mes de junio, y con ello las peregrinaciones a la Catedral de Morelia. Sabemos que se trata de un mes especial de gracias y de bendiciones al honrar al Corazón de Jesús.

La Archicofradía de la Guardia de Honor del Sagrado Corazón de Jesús, presente en nuestra Arquidiócesis de Morelia, se inició en el año 2013 a iniciativa de las Religiosas de La Visitación y con la autorización del Sr. Arzobispo Dn. Alberto Suárez Inda.

Con el fin de promover más la devoción al Sagrado Corazón de Jesús y de promover esta Archicofradía, comparto información que nos permite conocer la obra.

Su origen

La Guardia de Honor tiene su origen en el Calvario aquel Viernes Santo, como dice el Evangelio de San Juan, cuando uno de los soldados traspasó el Corazón de Jesús con una lanza. Ahí estuvo presente la Virgen María, San Juan y María Magdalena. Es entonces cuando nace la primer guardia.

Como Asociación, la Guardia de Honor del Sagrado Corazón nació en el Monasterio de la Visitación de Santa María de Bourg-en-Bresse (Francia) el 13 de marzo de 1863, gracias a la Hermana María del Sagrado Corazón Bernaud y pronto se extendió por todo el mundo.

Su objeto

Es el Corazón de Jesús, abierto y traspasado en la Cruz por la lanza del soldado. Un Corazón que sigue vivo y que continúa siendo herido por nuestros pecados, por nuestra falta de amor.

Su fin

Responder al Amor de Jesús, un amor hasta el extremo y que no es correspondido. “Busqué quien me consolara y no lo hallé”.

La Hna. María del Sagrado Corazón se sintió impulsada a responder a esa “queja” del Maestro reuniendo a personas que, por turno, de hora en hora, se ofrecieran a continuar la misión de la primera “Guardia de Honor” del Calvario, reparando esa falta de amor, compartiendo sus sufrimientos, para consolarlo.

Simbólicamente, los nombres de los asociados se escriben en la hora correspondiente en un reloj, en torno al Corazón de Cristo, emblema de la obra.

¿Y cómo responder?

Es muy fácil: ofreciendo con amor al Corazón de Jesús una hora de nuestra jornada, escogida por cada uno. Durante este tiempo, el asociado no tiene que cambiar de ocupación.

La “hora de guardia o de presencia” consiste en ofrecer el deber de estado de cada uno, el trabajo, estudio, descanso, deporte, oración, sana diversión, en unión a la ofrenda de Cristo al Padre, para su gloria y salvación de nuestros hermanos.

Vivir la “hora de guardia” hace que, a la larga, nos vayamos acostumbrando a sentir la presencia y cercanía de Jesús en nuestra vida, que así se llena de sentido.

En clave eucarística

La Guardia de Honor es una Asociación Eucarística porque ¿dónde podemos encontrar al Corazón de Jesús vivo sino en la Eucaristía? Y ¿no recibe en la Eucaristía también hoy incesantes injurias, olvidos y heridas?

Al comenzar la “hora de guardia”, dirigimos nuestro corazón y nuestro pensamiento hacia Jesús Eucaristía, mediante una comunión espiritual, una mirada del corazón.

Apostolado

Como guardias de honor, estamos llamados a dar testimonio y orar por tantas necesidades de la humanidad.

Patronos e intenciones para cada hora de guardia

Cada hora de guardia tiene un Santo Patrono y una intención por la cual se debe ofrecer la hora que se eligió. Todas las necesidades de la humanidad hallan eco en su Corazón y deben hallarlo en el nuestro. Cada hora del día, además de tener su Patrono especial (la Virgen, San José, los Santos y nueve coros de los ángeles, está dedicada a pedir por una intención particular, aunque se pueden añadir otras.

de 12 a 1: Santísima Virgen María.

Se ofrece por la Iglesia. Las causas difíciles y desesperadas.

1 a 2: San José y los Santos.

Se ofrece por las naciones y sus gobernantes y por la paz del mundo.

2 a 3: Los Justos de la tierra. Se ofrece por las instituciones políticas, sociales, económicas, medios de comunicación.

3 a 4: Los Serafines. Se ofrece por la familia y el respeto a la vida.

4 a 5: Los Querubines. Se ofrece por la enseñanza y los jóvenes.

5 a 6: Los Tronos. Se ofrece por el trabajo y por los que van de viaje.

6 a 7: Las Dominaciones. Se ofrece por los pobres y por los que sufren.

7 a 8: Las Virtudes. Se ofrece por la propagación de la fe y las misiones.

8 a 9: Las Potestades. Se ofrece por la conversión de los pecadores y alejados.

9 a 10: Los Principados. Se ofrece por los agonizantes.

10 a 11: Los Arcángeles. Se ofrece por las almas del Purgatorio. Los asociados y los difuntos.

11 a 12: los Ángeles. Se ofrece por el reinado del Corazón de Jesús. Y en acción de gracias por los beneficios recibidos.

Y para iniciar la hora se hace la oración siguiente:

“Corazón de Jesús, Salvador y Rey mío, te ofrezco esta Hora de Guardia, durante la cual, en unión de … (se nombra a los santos patronos de esta hora), deseo especialmente amarte, glorificarte y reparar las ofensas que recibes de todos los hombres. Acepta, a esta intención, mis pensamientos, palabras y obras, alegrías y sufrimientos de esta hora y recibe mi corazón que te entrego sin reserva, suplicándote lo consumas con el fuego de tu Amor.

Corazón de Jesús, venga a nosotros tu Reino.

Jesús, manso y humilde de Corazón, haz mi corazón semejante al tuyo.

Virgen Santísima del Sagrado Corazón, protege a la Guardia de Honor.

Actualidad

“Mira este Corazón que tanto ha amado a los hombres, que no ha escatimado nada hasta agotarse y consumirse para demostrarles su amor, y en respuesta no recibe de la mayor parte más que ingratitudes…. al menos tú Ámame” (palabras dichas de Jesús a Santa Margarita María Alacoque, religiosa de la Orden de la Visitación, llamada por él mismo la “discípula” de su Corazón.

¿Quién puede pertenecer a la Guardia de Honor?

Todas las personas que gusten: niños, jóvenes, adultos, hombres y mujeres, religiosas, religiosos, sacerdotes. Todos. Está abierta a todas las personas y ayuda a todos a dar sentido a su vida, a vivir en plenitud la propia vocación.

¿Quieres formar parte de esta gran familia?

Sólo tienes que:

1. Inscribirte en un Centro de la Asociación.

2. Escoger una hora y ofrecerla cada día al Corazón de Jesús, sin cambiar tu actividad ordinaria.

3. Ofrecer al Padre durante esa hora la Sangre y el Agua salidas del Corazón de Jesús, es decir, hacer la “preciosa ofrenda”.

4. Puedes conseguir la información en el Monasterio de la Visitación de Santa María. Morelia Mich. Calle Antonio Médiz Bolio # 200, Col. Santa María de Guido, C.P. 58090, o al Tel. (443) 323-5130, o al correo This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it..

* Director Diocesano de la Guardia de Honor del Sagrado Corazón de Jesús y Párroco de Nuestra Señora del Refugio, Buenavista de Cortés, Gto.