19 1 Tarímbaro 04 Foranía XII (Tarímbaro).- Con el arribo de docenas de fieles de la mayoría de las parroquias que integran la Foranía XII (Tarímbaro) –algunas de ellas, como la de San Bartolo (Álvaro Obregón), a pie, durante seis horas seguidas– iniciaron las Peregrinaciones a Catedral en honor del Sagrado Corazón de Jesús. Fueron recibidas por el Obispo Auxiliar † Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, quien felicitó a los peregrinos e instó a las parroquias y sacerdotes que esta vez no asistieron a que lo hagan el año que viene, pues la Iglesia de Morelia está consagrada a Jesús en esta bella advocación. En su homilía, instó a sus oyentes a hacer la opción permanentemente por el bien, pese a que el entorno en que hoy se vive no nos sea favorable.

M.S. Avilés

19 1 Curia 3 Foranía II (Curia de Pastoral).- Los miembros de la Curia Diocesana de Pastoral y sus trabajadores peregrinaron a Catedral el pasado lunes 3 de junio al mediodía, encabezados por el Sr. Obispo Auxiliar † Herculano Medina Garfias, quien presidiría la Concelebración Eucarística, en compañía de los Obispos D. Víctor Alejandro Aguilar y Carlos Suárez Cázares –poco antes, el Arzobispo † Carlos Garfias, debió partir a los EE UU– y los sacerdotes de las diversas Comisiones y Dimensiones de dicho órgano diocesano. En su predicación, aludiendo a las Lecturas del Día, Mons. Medina señaló que la Curia de Pastoral y las demás instancias eclesiales deben ser dóciles a las mociones del Espíritu Santo.

M.S. Avilés

19 1 Cabildo 2 Venerable Cabildo Metropolitano.- Miembros del Cabildo Catedralicio “peregrinaron” al máximo sagrado recinto de nuestra Iglesia diocesana el pasado martes 4 a las 9 de la mañana, y concelebraron la Eucaristía con el Sr. Obispo Auxiliar † Carlos Suárez Cázares, quien en su homilía señaló la devoción especial que se tiene a esta advocación en catedral, consagrada a ella, y que la devoción en el mundo, aunque puede remontarse al inicio mismo del cristianismo, surgió con fuerza para responder, durante el siglo XVIII, a la herejía del jansenismo, que consideraba al hombre, por su pecado, indigno de participar en la Eucaristía o en los misterios sagrados.