08 2Rogelio Vázquez Carmona, Responsable de la Dimensión Diocesana de Música Litúrgica y Sacra

Del 25 de febrero al 1 de marzo de este año, se realizó, en la ciudad de Tijuana B.C., el Congreso Nacional de Música Litúrgica, organizado por la Dimensión Episcopal de Música Litúrgica (Demusli). En esta edición, se contó con la representación de 200 asistentes entre los que se cuentan: comisionados diocesanos, encargados de escuelas de música sacra, organistas, cantores; sacerdotes, religiosas, religiosos y laicos, representando a las 18 Provincias Eclesiásticas, en las que están organizadas las diócesis de nuestro país. Se contó con la presencia de Mons. Raúl Gómez González, Obispo de Tenancingo y actual responsable de esta Dimensión, siendo su primer Congreso al frente de ella; Mons. Jonás Guerrero Corona, Obispo de Culiacán y actual responsable de la Comisión Episcopal para la Liturgia; Mons. Armando Antonio Ortiz Aguirre, Obispo de Cd. Lázaro Cárdenas y el anfitrión, Mons. Francisco Moreno Barrón, Arzobispo de Tijuana y actual responsable de la Dimensión Episcopal para Liturgia. Además se contó con la presencia de sacerdotes provenientes de las Diócesis de Kansas (EE UU), Guatemala, Roma (Italia) y del Arzobispo de San Francisco Mons. Salvatore Joseph Cordileone.

Los temas que fueron abordados para la formación de los asistentes fueron:

• El salmista, la salmodia y el salmo. Canto para la Celebración del misterio de Cristo, y

• “Culmen et Fons”, el pueblo canta, alaba, aclama a Dios y se nutre de la Eucaristía.

Ambos temas fueron desarrollados por el monje Jordi-A. Piqué Collado, OSB, de la Abadía de Monserrat (España). Doctor en Teología dogmática y profesor superior de Órgano. Coordinador del área sacramentaria y vicerrector del Pontificio Ateneo San Anselmo, de Roma.

Al igual que en otros Congresos, se tuvieron momentos para la celebración con canto de las Laudes, Akáthistos, Eucaristía, en diversas iglesias de la ciudad y realizando el ministerio del canto agrupaciones locales con grandes y muy dignos servicios, como lo fuera el coro diocesano de Tijuana, el coro y orquesta juvenil de Tijuana, el coro “Ja´sit”, coros del Centro de Artes Musicales (CAM), la Escuela de Música Sacra “Benedicto XVI” de la Arquidiócesis de San Francisco; entre otras agrupaciones corales. (Continuará).