18 4de4 04Sem. Heriberto Aguado Arreola

El pasado 18 y 19 de marzo del presente año, se llevó a cabo la Peregrinación Anual del Seminario de Morelia a la Basílica de María Inmaculada de la Salud, de Pátzcuaro, con motivo de la festividad de San José, que es Patrono de todas las casas de formación del Seminario.

La Peregrinación comenzó en el Seminario alrededor de las nueve de la mañana. Después de unas horas de caminar, llegamos a la parroquia de Tiripetío, donde nos ofrecieron generosamente la comida. Después de un momento de descanso, proseguimos nuestro caminar hasta llegar a la Parroquia de Cristo Rey, de Lagunillas, donde se tuvo la Celebración Eucarística y posteriormente la cena, que fue ofrecida por la parroquia de dicho lugar.

Al día siguiente, continuamos nuestro peregrinaje alrededor de las cuatro de la mañana, por el camino se rezó el Santo Rosario y se entonaron algunos cantos. Alrededor de las nueve de la mañana, llegamos a Pátzcuaro, donde se rezó el Santo Rosario hasta llegar a la Basílica, donde, alrededor del mediodía, se tuvo la Celebración Eucarística para dar gracias a Dios por todos los beneficios que nos ha concedido. La celebración fue presidida por el P. Abel Mora, Vicario Episcopal de la Zona III y concelebrada por los Padres Formadores de nuestro Seminario. En la homilía, el P. Abel dijo que el primer Seminario fue la Casa de Nazaret y los primeros formadores fueron la Santísima Virgen y su esposo San José, donde Jesús crecía en gracia, sabiduría y estatura delante de Dios y de los hombres: un ejemplo para nosotros que estamos en formación hacia al sacerdocio. Después de la Celebración, se nos ofrecieron los alimentos en la Basílica.