15 1de2 2Alfonso Francisco Hernández Pérez

Como parte de los festejos del Jubileo Centenario del Instituto Hispano Americano de Morelia, iniciado el pasado noviembre, el Cardenal † Alberto Suárez Inda celebró el pasado 15 de marzo en Catedral una Eucaristía de Acción de Gracias, a la que acudieron alumnos, padres de familia, personal y religiosas de dicho plantel. Durante la semana, se realizaron actividades artísticas y culturales, como rallys y bailes, también hubo muestras devocionales encaminadas a San José, Patrono de Colegio, a quien se festejara en esos días.

Las Hermanas Josefinas han sido las responsables de encaminar su trabajo en pro de la excelencia académica de esta institución. Para la Madre Superiora Blanca Estela Garza Garza, el carisma de las Religiosas tiene como centro la atención a Cristo en los enfermos, los necesitados y desamparados, y para ello San José es un gran ejemplo: “Él es el hombre del silencio, es aquel que le da a María una respuesta fiel sin ninguna pregunta”.

Uno de los primeros espacios en donde comenzaron a realizar estas obras fue en un edificio en la calle Revillagigedo, del Centro Histórico de Morelia, ahora también están en Pátzcuaro, en el Colegio “Socorro Díaz Barriga”, y en Zacapu en el “Cuauhtémoc”, dirigidos esta que es una de las primeras Órdenes femeninas del país, cuyo Fundador, el P. José María Villaseca, era un misionero de San Vicente de Paúl que tenía como lema: “Del amor a María, me nace el amor a San José”. Para ellas es un reto promover la unión familiar, la formación de los niños en el hogar, en valores y espiritualidad.

Un legado para el mundo

Tras haber sido formadas en San Luis Potosí hace 148 años, las Josefinas se encuentran también en Angola y Estados Unidos, en donde atienden una guardería para migrantes, en México atienden seminarios diocesanos y de distintas Congregaciones. Se encuentran divididas en tres provincias: la Norte, que abarca desde Chihuahua hasta Querétaro; la Centro, que incluye a nuestra entidad; y la Sur, de Puebla a Yucatán; en el Caribe, están en Puerto Rico; en Centro América, en Nicaragua, El Salvador, Costa Rica y Perú.

Fundadores

Cesarita, como suelen llamarle, era originaria de Aguascalientes, poseedora de un gran carisma. El fundador la conoció en un hospital de las Hermanas de la Caridad a mediados de 1800 en la Ciudad de México. Pese a su enfermedad, vivió 12 años en la Congregación, M. Cesárea Ruiz de Esparza y Dávalos y José María Villaseca dejaron un gran legado con sus escritos, les permite a las hermanas mantener vivo el espíritu que las anima a más de 100 años, ¡enhorabuena!