Peregrina el Seminario a Tarímbaro

semifo

Sem. José Heriberto Aguado Arreola.

El pasado 29 de enero del presente año, la comunidad del Seminario Diocesano, en sus diferentes etapas, como cada año, efectuó una peregrinación a la Parroquia de San Miguel Arcángel, de Tarímbaro, Mich., para conmemorar a San Bernabé de Jesús Méndez Montoya, Copatrono de la Arquidiócesis de Morelia.

Durante la peregrinación, se llevó a cabo el rezo del Santo Rosario y posteriormente la Celebración Eucarística presidida por Mons. Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, quien en su homilía invitó a todos los presentes a tener a San Bernabé como modelo de servicio, de vida y de entrega a Dios y a los demás. En una persona llena de Dios –prosiguió el Obispo, en alusión a San Bernabé–, se manifiestan los frutos del Espíritu Santo; por el contrario, una persona alejada de Dios manifiesta los pecados capitales.

San Bernabé de Jesús nació en Tarímbaro el 10 de junio de 1880, hijo de Florentino Méndez y de María Montoya. Ingresó al Seminario de Morelia a la edad de 14 años, y en 1906 fue ordenado sacerdote. El 5 de febrero de 1928, después de haber celebrado la Eucaristía y buscando un lugar más seguro para el Santísimo, brincó de una ventana cerca de la notaria de la Parroquia en Valtierrilla, Gto., pero los soldados lo vieron y lo detuvieron. Entonces, San Bernabé consumió el Cuerpo de Cristo y después entregó el copón a su hermana, para después ser llevado el Santo a su ejecución.

San Bernabé murió dando la vida por Cristo en la época en donde México se estaba viviendo la Persecución Religiosa. Fue canonizado el 21 de mayo de 2000 por Su Santidad San Juan Pablo II, junto con otros 24 compañeros mártires. Fue declarado Copatrono (junto con Santa María Inmaculada de la Salud) de la Arquidiócesis de Morelia por el entonces Arzobispo de Morelia D. Alberto Cardenal Suárez Inda.