ADVIENTO, TIEMPO DE ESPERANZA

 adviento 2

Hermanos, en el Adviento nos preparamos para celebrar la Navidad, la venida del Mesías entre nosotros. Ya desde el Antiguo Testamento, los profetas anunciaban la llegada del Mesías. Un Mesías que transformaría la situación de postración y humillación en que se encontraba el pueblo de Israel. Jesucristo, el Emmanuel, el Dios con nosotros encarna el anuncio de redención. Jesucristo es el Mesías que nos anuncia un nuevo tiempo, una nueva realidad, una nueva vida. Durante todo el Adviento se nos abre la gran oportunidad de orar y alentar la esperanza en las personas y comunidades afectadas por diferentes problemas y circunstancias. Es fundamental implementar en las personas el encuentro con Jesucristo. En Él, los cristianos fundamos nuestra esperanza. Creemos en un Dios que no nos abandona, que camina con nosotros y ha vencido el pecado y la muerte. Estoy convencido que cuando una persona se encuentra con Jesucristo, con su amor y misericordia, se abre nuevamente al horizonte de la esperanza. Este encuentro con Jesucristo no se da en cosas espectaculares, grandes o misteriosas. Nos encontramos con el misterio de Dios ahí en lo ordinario, en lo sencillo y pequeño, por ejemplo, en el servicio a los pobres, en el silencio, en la oración, en la escucha de la Palabra, en la atención a las víctimas y a los que sufren. Invito a todos, a asumir como prioridad en este tiempo de Adviento, animar la esperanza y construir La Paz.

                                                                              Con mi oración, cariño y bendición.

                                En Cristo, nuestra Paz

                                                                                      + Carlos Garfias Merlos

                                                                                 Arzobispo de Morelia