San Martín de Porres amó al prójimo con todas sus fuerzas

15 1de2 1 r

Alfonso Francisco Hernández Pérez

La Parroquia de San Martin de Porres conmemoró el 379º Aniversario del fallecimiento del primer santo mulato de América, quien fuera un peruano hermano lego dominico, a quien se le representa con una escoba, signo de su humildad. Ubicada en la Col. Industrial de Morelia su templo parroquial se distingue en el paisaje por sus altas cúpulas, las cuales han recibido un regular mantenimiento, sobre todo a partir de las fuertes lluvias que han azotado a la capital y que han afectado a los vecinos quienes pese a las inclemencias se dieron cita en el recinto.

La solemne Concelebración Eucarística fue presidida el pasado domingo 4 por S.E. D. Alberto Cardenal Suárez Inda, quien se dijo especialmente agradecido por la invitación, ya que él pudo ser testigo de la Canonización del entonces Beato peruano, por manos del hoy también Santo Juan XXIII, en 1962; también se dijo dichoso por haber estado en la Dedicación de este templo hace 33 años, hecha por el Sr. Arzobispo D. Estanislao Alcaraz (†): “San Martín es un intercesor y modelo para la comunidad, templo vivo de la Iglesia de Dios, él amó al prójimo con todas sus fuerzas, a los más pobres y se convirtió así en un verdadero discípulo de Jesús.”

Por su parte el P. Jorge Yáñez Carmona, párroco de San Martín, agradeció la participación de los fieles, los grupos apostólicos y los diferentes sectores que, pese a los momentos difíciles, ahí estuvieron y pudieron atestiguar la celebración de 60 Primeras Comuniones y 50 Confirmaciones, y participaron en la pinta de barandales y en el mejoramiento de la seguridad.