Último adiós al P. Gilberto Lucas Juárez

15 1de3 2Último adiós al P. Gilberto Lucas Juárez

Gregorio Castillo G.

El día 27 de abril, Cuanajo (Mpio. de Pátzcuaro), Mich., le dio el último adiós al P. Gilberto Lucas, originario de esta comunidad purépecha, quien a la edad de 78 años se fue al encuentro con nuestro Padre Celestial. Desde temprano, los fieles se congregaron en la Parroquia de la Natividad de María, donde se celebró la Eucaristía a las 12.30 horas. Al llegar el cortejo con los restos del padre, en hombros de sus compañeros sacerdotes y acompañados de familiares y amigos, los presentes le mostraban su afecto entre cantos, aplausos y música.

La Eucaristía fue presidida por el Sr. Obispo Emérito de Chilpancingo D. Alejo Zavala, amigo y compañero del Seminario del P. Gilberto. Lo acompañaron el Vicario Episcopal P. Abel Mora, el Abad de la Basílica de Pátzcuaro P. Leopoldo Sánchez y 21 sacerdotes más.

En su mensaje, D. Alejo le decía al P. Gilberto que una vez más iban a celebrar una Eucaristía juntos los compañeros de la misma generación del Seminario, siete de los cuales estaban ahí reunidos y a quienes hizo pasar al frente a darle el último adiós. Se oía decir: “Padre Gilberto, aquí estoy para acompañarte en esta alegría porque ya estás con el Señor”, “Padre Luquitas, allá nos vemos, mándanos tu bendición, algún día te alcanzaremos”, etc.

Cabe destacar que de esta generación de 1954 quedan 9 sacerdotes y hoy sólo habían faltado dos en su despedida. El Señor Obispo le decía: “Padre Gilberto, teníamos reuniones muy seguidas, y la próxima la tendremos en el Cielo, pero espero que no sea muy pronto”.

Al terminar la Eucaristía se dio un recorrido por los pasillos del atrio parroquial para finalmente depositar allí mismo su cuerpo.

El P. Gilberto Lucas Juárez nació en Cuanajo (Mpio. de Pátzcuaro), el 26 de octubre de 1939. Estudió en el Seminario de Morelia, y fue ordenado sacerdote el 4 de junio de 1966. Entre otros ministerios, fue Párroco en Cuanajo, San Pedro Pareo (San Juan Diego) y Santa Fe de la Laguna; fue también Vicario Foráneo (Foranía Lago) y muchos años responsable diocesano de la Pastoral Indígena. Últimamente, era Rector de la Divina Providencia, en Pátzcuaro.