Educando para la vida, medio siglo

IVQ portadaMedio siglo educando para la vida

Este año, el Instituto “Vasco de Quiroga” (IVQ), de Morelia –nada que ver con la Universidad del mismo nombre–, perteneciente a esta Arquidiócesis, cumple medio siglo de existencia.

Hoy es una institución educacional de excelencia, abocada a realizar su lema: “Educar para la vida”, que no necesita de mayor publicidad para ser una de las más reconocidas y solicitadas por los paterfamilias de Morelia.

Ayer sirvió al Seminario; hoy, a la sociedad

Corrían los años sesenta y el Seminario de Morelia se renovaba al ritmo del Vaticano II. A él se ingresaba después de la Primaria para cursar cinco años de Latín (Humanidades), que no eran reconocidos oficialmente.

Por ello, se pensó en fundar una escuela que, incorporada a la SEP, validara los estudios de Secundaria. En 1967, el Vicerrector D. Antonio Álvarez pidió al P. Manuel Macouzet que organizara una escuela propia del Seminario: lograr la incorporación, construirla físicamente y conformar la planta docente. Al año siguiente, se logró el Acuerdo de Incorporación N° 3030 29-11-68 y se le dio el nombre de “Vasco de Quiroga”, en honor del Primer Obispo de Michoacán.

Para el ciclo escolar 1967-1968 la escuela empezó a funcionar en una casona vieja de Sta. María (López Velarde # 10). El primer Director fue el Profr. Samuel Muñoz (Hno. Marista) y el Subdirector el P. Manuel Macouzet Tron.

Más tarde, en el curso escolar 1975-1976, la labor docente fue casi completamente asumida por sacerdotes del Seminario. Viendo que aquella casona no tenia futuro, se buscó un terreno para construir un edificio propio, y se adquirió el inmueble actual, de Eréndira 416, Col. Vista Bella, con una extensión de 6,400 m2 (80 x 80 m).

La Secundaria sirvió al Seminario y a la Diócesis por 14 años. De ella egresaron más de 60 sacerdotes y un sinnúmero de profesionistas.

En 1982, el Seminario decidió quitar la Secundaria como parte de su plan de estudios, en parte por incosteable y en parte porque los seminaristas retrasaban cada vez más su opción vocacional; y se decidió que se abriera al público y hacer de ella un centro piloto vocacional. Comenzó el periodo escolar 1982-83 con 27 alumnos externos. El curso escolar 1984-85 ingresó la primera generación mixta. En el año 2000, se abrió el Bachillerato.

Actualmente, cuenta con dos grupos por grado, excepto en 3º de Secundara, que tiene tres; en total: 13 grupos con un total de 365 alumnos.

Según nos dice su actual Director, P. Ramiro Aguilar (quien, junto con el P. Octavio Martínez, secretario, y Mons. Octavio Villegas, tesorero, forman la Asociación Civil), claves del éxito del IVQ son mantener buen nivel académico y la disciplina, bajo un método tradicional. Y eso se echa de ver: se hace énfasis en la puntualidad, el decoro exterior, la atención, el esfuerzo, que redundan en buenos éxitos, como las preseas que han obtenido sus alumnos en Informática y Ciencias.