mexsicoHola, mi querido Mac, recibe un saludo cariñoso de mi parte:

Ahora tenemos un tema que me nació al leer una frase en la presentación del libro “México bizarro” [en dos tomos]. Dice: “México, el país que no quieres recordar”. Y sí, efectivamente, recorres tú las páginas de estos dos libros y te das cuenta de una serie de tonterías que han hecho que México todavía siga en el atraso que estamos viviendo en la actualidad. No me explico cómo los hombres que manejaron el país pudieron hacerlo en forma tan desusada y tan espantosamente negativa. Creo que, la verdad, México es un país tan hermoso, tan rico, tan especial, que a pesar de todos los pesares, de todas las angustias, los latrocinios, las corrupciones, los malos manejos, sigue adelante. Y es que México es un país maravilloso; pero te das cuenta de muchas cosas que, la verdad, dan tristeza y se siente uno así como frustrado de ver cómo los hombres que tuvieron en sus manos el destino del país fueron tan negativos o fueron tan indolentes, que dejaron que no creciera ni progresara como debía hacerlo.

La historia de México está plagada de sucesos muy negativos, de hombres que, en lugar de ayudar a progresar a la Patria, se sirvieron de ella para su beneficio. Tenemos muchos ejemplos, no es necesario repetirlos. Pero yo creo que sí es importante darnos cuenta de todas las tropelías que se cometieron y que hay que evitar en lo futuro.

Así que mi recomendación es que puedas tú leer estos libros que fueron escritos por el historiador Fernando Rosas y por el presentador de televisión Julio Patán. A mí me dolió el codo comprarlos porque son como 500 pesos de los dos libros, pero vale la pena porque ¡te das cuenta de cada detalle!... La historia de México, desafortunadamente, está plagada de sucesos muy negativos, de hombres que no supieron honrar a la Patria y de personajes que se sirvieron de ella para su beneficio –lo que pasa ahora también, pero no sé si en mayor o menor escala–.

Te recomiendo que estos libros los leas con cuidado, no para regodearse ni para sumergirse en el pesimismo al ver todas las tonterías que se cometieron, sino para evitar los mismos errores y para hacer que las cosas mejoren, a través de unas actuaciones mejores y de un servicio realmente efectivo y patriótico para elevar a este país. Así que ponte las pilas: lee estos libros, saca tus conclusiones y pongámonos a trabajar todos, cada mexicano con su granito de arena para hacer que nuestro país emerja como una potencia –¡porque eso es lo que puede ser México!–. La riqueza de México es tan grande, su variedad de climas, sus tierras tan pródigas son tan hermosas, que yo no sé de veras por qué no hemos acabado con el país, a pesar de todas las cosas negativas que hemos hecho a través de la historia de la Patria,

Te deseo lo mejor en las fiestas patrias que se avecinan. Nada de gritos de ¡que viva México!, mejor vamos a hacer que viva México, trabajando ordenadamente, siendo honestos, siendo trabajadores, siendo patriotas, no patrioteros. Así que te invito a que empieces a reflexionar y vamos entre todos, cada uno en su esfera de influencia y en su radio de acción, a hacer que este país pueda mejorar a través de nuestras acciones para hacer que la Patria sea grande, como decía por ahí alguien, y generosa para todos. Te envío mis mejores deseos, te envío también un abrazo cordial y mis mejores deseos: Mac.