¿Dónde termina la madurez e inicia la senectud, Mac?

senecApreciado amigo Mac:

Al llegar a la línea de las seis décadas de vida, me hice una pregunta interesante: ¿Dónde termina la madurez e inicia la senectud? Le hice la misma pregunta a un doctor y me contestó entre bromas y veras que la ancianidad principia en la vida, cuando vas al baño y te mojas la punta de los zapatos. A veces me pregunto, qué sentimientos experimentarán los y las personas que se dedican al cine o al teatro, al observar cómo el paso de los años les puede afectar, al aparecer las primeras “líneas de expresión” en su rostro y enfrentarse con la realidad de que su físico empieza a marchitarse, aunque los adelantos de la Medicina, la higiene personal y los descubrimientos de la Nutrición han logrado evitar el deterioro del cuerpo. Suma a eso los descubrimientos de la cirugía plástica y los mejunjes de cremas retardan la llegada de la vejez y aunque se oculte con todos los adelantos de la Cosmética, al llegar a cierta edad el tiempo es inexorable y nos recuerda que vamos caminando hacia la frontera de la ancianidad y las reacciones ante esa realidad son tan diferentes como las enfrenta cada persona.

Si abrimos las páginas de la historia, nos damos cuenta de que en el primer milenio después de Cristo, el término de la vida era a los 30 años. Ahora nos parece muy poco tiempo, pero se tenía el tiempo necesario para vivir con intensidad y se tenía la oportunidad –si se aprovechaba– de dejar una huella profunda del paso por la vida. Sólo recordemos lo que un poeta expresó: “La mariposa vive sólo tres días, y sin embargo, tiene tiempo para todo”. A pesar del poco tiempo que tenían los que en ese tiempo vivieron, las páginas de la historia nos narran hechos admirables de aquellos que aprovecharon el tiempo para emprender grandes cosas.

Pasaron los años y la vida de los seres humanos se extendió poco a poco con los descubrimientos de la Medicina, y los cuidados de una buena alimentación permitieron llegar a la frontera de los 70 y se sigue avanzando. Ahora, con todos estos adelantos puestos en práctica, podemos llegar a los 80, los 90 y hasta a los 100 años en buenas condiciones físicas, si se tienen los cuidados adecuados.

Ahora bien, ¿para qué deseamos tener una larga vida? Porque extender el tiempo que deseamos vivir en el planeta nada más para vegetar sin hacer algo de provecho para los demás es gastar un tiempo inútil en naderías que nada nos honran, ocupando un tiempo que podría servir para contribuir con nuestras acciones a hacer más hermoso y vividero este hermoso mundo que Dios nos ha regalado y que tenemos tan descuidado por la desmedida ambición de unos criminales a los que no les importa depredar el mundo con tal de llenar sus arcas de billetes que tienen guardados en sus cuentas bancarias. La locura se ha apoderado de ellos y están envenenando ríos, acabando con los bosques y los animales y, más temprano que tarde, se pagará muy caro por estos desmanes de gentes sin valores ni honra, a los que no les importa acabar con la riqueza que es de todos, y de la que se han apoderado vorazmente. Todos pagaremos muy caro los abusos de estos piratas y filibusteros del siglo XXI que no tienen empacho en seguir maltratando tan vilmente el planeta. ¿Será posible detenerlos? No lo creo, ellos sólo ven billetes y lo demás les importa un rábano. Te ofrezco mis deseos por tu bienestar y recibe mi cordial abrazo con el mismo cariño que te lo envío. Mac.