¿Qué significa la reencarnación?

 1 Reencarnação

P. Pegueros: “¿Qué significa la reencarnación?... ¿Los cristianos podemos admitir y creer en la reencarnación?... ¿De dónde proviene esta creencia?... saludos en el Señor…”

María de la Luz Méndez de R. (Ciudad de México).

Hay muchas variantes sobre la creencia en la reencarnación. Pero podemos definirla como “la doctrina según la cual el alma del hombre pasa a través de varios cuerpos hasta que se libera de todo vínculo con la materia”.

El paso de un alma (o principio vital) de un cuerpo a otro cuerpo, a modo de nuevos nacimientos, tendría como objetivo el poder ir realizando las cualidades que no se han desarrollado en una vida anterior. Pero también se puede entender como un camino de purificación hasta llegar a la perfección y luego entrar en la felicidad que no se acaba.

La reencarnación es una creencia de origen oriental, difundida en nuestros días por la Nueva Era, por los Gnósticos y los Espiritistas. La desorientación crece con la avalancha de libros sobre “autoayuda”, películas y novelas que presentan estas ideas como si fueran verdades científicamente comprobadas, lo cual no es cierto.

Es muy comprensible que un hinduista o un budista crea en la reencarnación. Pero es obvio que un cristiano que reza “creo en la resurrección de la carne, creo en la vida eterna” no puede admitir la reencarnación.

Esta creencia es contraria a la doctrina y a la tradición cristiana y totalmente incompatible con la fe en la resurrección de los muertos atestiguada en la Biblia y con la fe en Cristo como único Redentor y Salvador.

La fe judía y cristiana revela que Dios ha creado al hombre (cuerpo y alma), como un ser único e irrepetible; atestigua la resurrección y revela que “está establecido a los hombres que mueran una sola vez, y luego vendrá el juicio” (Heb 9,27). Al morir, nuestro cuerpo mortal vuelve a la tierra de la que salió, pero el alma inmortal va al encuentro de su Creador, el cual es un Dios que salva. Jesús mismo le dice al ladrón arrepentido: “Hoy mismo estarás Conmigo en el Paraíso” (Lc 23,39). Encontramos aquí un ladrón que llega al Cielo sin pasar por ninguna reencarnación.

La Palabra de Dios nos enseña que ésta es la única vida terrena decisiva y es la única oportunidad que tenemos para conseguir el regalo que Dios nos ofrece a todos, de una vida eterna con Él. La creencia en la reencarnación afirma que cada uno se salvaría a sí mismo por un camino de superación personal. En cambio, en la fe cristiana creemos que somos salvados gratuitamente por Dios, que su Hijo Jesucristo cargó con nuestros pecados y, muriendo en la Cruz, nos consiguió el perdón y la vida eterna.

La reencarnación no es tan antigua como algunos afirman, ni está en la mayoría de las religiones, ni tiene fundamento científico, y mucho menos tiene algo que ver con la Biblia.

Los cristianos que han dejado de practicar su fe se exponen a caer, sin darse cuenta, en desorientaciones graves, muy lejanas del Evangelio (alegre noticia de Dios Amor).