Cáncer, enemigo mortal

»

Es una de las mayores causas de muerte en el mundo; de pulmón, hígado, estómago, colon y mama, los más frecuentes

a2

oreja

redes

2823

 

 

«Ahí tienes a tu hijo... Ahí tienes a tu madre»*

1030546

 

Jornada del enfermo - Queridos hermanos y hermanas:

La Iglesia debe servir siempre a los enfermos y a los que cuidan de ellos con renovado vigor, en fidelidad al mandato del Señor (cf. Lc 9,2-6; Mt 10,1-8; Mc 6,7-13), siguiendo el ejemplo muy elocuente de su Fundador y Maestro.

Este año, el tema de la Jornada del Enfermo se inspira en las palabras que Jesús, desde la cruz, dirige a su madre María y a Juan: «Ahí tienes a tu hijo... Ahí tienes a tu madre. Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa» (Jn 19,26-27).

1. Estas palabras del Señor iluminan profundamente el misterio de la Cruz. Esta no representa una tragedia sin esperanza, sino que es el lugar donde Jesús muestra su gloria y deja sus últimas voluntades de amor, que se convierten en las reglas constitutivas de la comunidad cristiana y de la vida de todo discípulo.

En primer lugar, las palabras de Jesús son el origen de la vocación materna de María hacia la humanidad entera. Ella será la madre de los discípulos de su Hijo y cuidará de ellos y de su camino. Y sabemos que el cuidado materno de un hijo o de una hija incluye todos los aspectos de su educación, tanto los materiales como los espirituales.

El dolor indescriptible de la cruz traspasa el alma de María (cf. Lc 2,35), pero no la paraliza. Al contrario, como Madre del Señor comienza para Ella un nuevo camino de entrega. En la cruz, Jesús se preocupa por la Iglesia y por la humanidad entera, y María está llamada a compartir esa misma preocupación. Los Hechos de los Apóstoles, al describir la gran efusión del Espíritu Santo en Pentecostés, nos muestran que María comenzó su misión en la primera comunidad de la Iglesia. Una tarea que no se acaba nunca.

2. El discípulo Juan, el discípulo amado, representa a la Iglesia, pueblo mesiánico. Él debe reconocer a María como su propia madre. Y al reconocerla, está llamado a acogerla, a contemplar en ella el modelo del discipulado y también la vocación materna que Jesús le ha confiado, con las inquietudes y los planes que conlleva: la Madre que ama y genera a hijos capaces de amar según el mandato de Jesús. Por lo tanto, la vocación materna de María, la vocación de cuidar a sus hijos, se transmite a Juan y a toda la Iglesia. Toda la comunidad de los discípulos está involucrada en la vocación materna de María.

3. Juan, como discípulo que lo compartió todo con Jesús, sabe que el Maestro quiere conducir a todos los hombres al encuentro con el Padre. Nos enseña cómo Jesús encontró a muchas personas enfermas en el espíritu, porque estaban llenas de orgullo (cf. Jn 8,31-39) y enfermas en el cuerpo (cf. Jn 5,6). A todas les dio misericordia y perdón, y a los enfermos también curación física, un signo de la vida abundante del Reino, donde se enjuga cada lágrima. Al igual que María, los discípulos están llamados a cuidar unos de otros, pero no exclusivamente. Saben que el corazón de Jesús está abierto a todos, sin excepción. Hay que proclamar el Evangelio del Reino a todos, y la caridad de los cristianos se ha de dirigir a todos los necesitados, simplemente porque son personas, hijos de Dios.

4. Esta vocación materna de la Iglesia hacia los necesitados y los enfermos se ha concretado, en su historia bimilenaria, en una rica serie de iniciativas en favor de los enfermos. Esta historia de dedicación no se debe olvidar. Continúa hoy en todo el mundo. En los países donde existen sistemas sanitarios públicos y adecuados, el trabajo de las congregaciones católicas, de las diócesis y de sus hospitales, además de proporcionar una atención médica de calidad, trata de poner a la persona humana en el centro del proceso terapéutico y de realizar la investigación científica en el respeto de la vida y de los valores morales cristianos. En los países donde los sistemas sanitarios son inadecuados o inexistentes, la Iglesia trabaja para ofrecer a la gente la mejor atención sanitaria posible, para eliminar la mortalidad infantil y erradicar algunas enfermedades generalizadas. En todas partes trata de cuidar, incluso cuando no puede sanar. La imagen de la Iglesia como un «hospital de campaña», que acoge a todos los heridos por la vida, es una realidad muy concreta, porque en algunas partes del mundo, sólo los hospitales de los misioneros y las diócesis brindan la atención necesaria a la población.

5. La memoria de la larga historia de servicio a los enfermos es motivo de alegría para la comunidad cristiana y especialmente para aquellos que realizan ese servicio en la actualidad. Sin embargo, hace falta mirar al pasado sobre todo para dejarse enriquecer por el mismo. De él debemos aprender: la generosidad hasta el sacrificio total de muchos fundadores de institutos al servicio de los enfermos; la creatividad, impulsada por la caridad, de muchas iniciativas emprendidas a lo largo de los siglos; el compromiso en la investigación científica, para proporcionar a los enfermos una atención innovadora y fiable. Este legado del pasado ayuda a proyectar bien el futuro. Por ejemplo, ayuda a preservar los hospitales católicos del riesgo del «empresarialismo», que en todo el mundo intenta que la atención médica caiga en el ámbito del mercado y termine descartando a los pobres.

[...]

7. A María, Madre de la ternura, queremos confiarle todos los enfermos en el cuerpo y en el espíritu, para que los sostenga en la esperanza. Le pedimos también que nos ayude a acoger a nuestros hermanos enfermos. La Iglesia sabe que necesita una gracia especial para estar a la altura de su servicio evangélico de atención a los enfermos. Por lo tanto, la oración a la Madre del Señor nos ve unidos en una súplica insistente, para que cada miembro de la Iglesia viva con amor la vocación al servicio de la vida y de la salud. La Virgen María interceda por esta XXVI Jornada Mundial del Enfermo, ayude a las personas enfermas a vivir su sufrimiento en comunión con el Señor Jesús y apoye a quienes cuidan de ellas. A todos, enfermos, agentes sanitarios y voluntarios, imparto de corazón la Bendición Apostólica.

Vaticano, 26 de noviembre de 2017.

Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo.

Francisco, Papa.

* Fragmentos del Mensaje del Santo Padre Francisco para la XXVI Jornada Mundial del Enfermo 2018.

por2

Los lectores preguntan

¿Qué significa María, trono de gracia?
¿Qué significa María, trono de gracia?

P. Pegueros: “¿Qué significa María, Trono de Gracia?... ¿Se trata de una alabanza meramente piadosa o de una realidad fundada en las Escrituras?... Gracias…” Luis Vega Blanco (Morelia). No podemos olvidar que en el Pueblo israelita el nombre que se imponía no era un simple apelativo: significaba el ser de la persona, su cará [ ... ]

Otros artículos

Cartas a Mí Mismo

Cada día es más difícil no enajenarse, Mac
Cada día es más difícil no enajenarse, Mac

Querido amigo Mac: Estamos viviendo el imperio de la imagen. La televisión y el internet con sus redes sociales, han encontrado la forma de instalar grilletes en el alma, convirtiéndonos en esclavos visuales de emisiones que “tragan” nuestro tiempo casi sin sentirlo. La fascinación por la cultura de la imagen en movimiento ha dominado nuestra atenci&oa [ ... ]

Otros artículos

NOTICIAS PRINCIPALES

«Ahí tienes a tu hijo... Ahí tienes a tu madre»*...
«Ahí tienes a tu hijo... Ahí tienes a tu madre»*

  Jornada del enfermo - Queridos hermanos y hermanas: La Iglesia debe servir siempre a los enfermos y a los que cuidan de ellos con renovado vigor, en fidelidad al mandato del Señor (c [ ... ]

"Migrantes que buscan justicia social"

Día Mundial de la Justicia Social, 20 de febrero Introducción El mundo ha cambiado drásticamente. Ya no vivimos en un mundo deshabitado, con relativamente pocos seres humanos co [ ... ]

Magna Adoración al Santísimo Sacramento
Magna Adoración al Santísimo Sacramento

   “Cielo Abierto” Adoración a un Dios vivo que sufre con cada uno de nosotros y que al mismo tiempo bendice a todos sus hijos en la tierra. Eso fue lo que experiment&oa [ ... ]

Huaniqueo festeja a la Virgen de la Salud
Huaniqueo festeja a la Virgen de la Salud

Alberto Calderón Ramírez En el marco de la fiesta litúrgica de la Presentación del Señor, el pasado viernes 2 de febrero, los fieles de la parroquia de Santa Marta, [ ... ]

Todo cambio es un motivo de esperanza
Todo cambio es un motivo de esperanza

Toma de posesión del P. Guillermo Moncada Barrera   Dolores Hernández Archundia Este lunes 12 de febrero, la Parroquia del Señor del Más Grande Amor de H. Zit&aacut [ ... ]

“Seamos nosotros luz y salvación para nuestros he...
 “Seamos nosotros luz y salvación para nuestros hermanos”

Martín Rojas Arroyo Las fiestas en honor a "Nuestro Padre Jesús", Titular de la comunidad de Parácuaro (Mpio. de Acámbaro), Gto., son las más destacadas e importa [ ... ]