15 1de4 4 FILEminimizer

Adrián Cirilo Amado

Enseñar el Evangelio, santificar y gobernar a los fieles en el nombre de Jesucristo, es la responsabilidad que debe desempeñar un Párroco, afirmó el Vicario Episcopal P. Ulises Vega Ambriz al darle posesión al R.P. Fr. César Augusto Escamilla OFM, de la Parroquia de Santiago Apóstol, de Coroneo, Gto.

Con la representación del Sr. Arzobispo D. Carlos Garfias Merlos, el P. Ulises agregó que dicha tarea debe realizarse muy de cerca de las ovejas, no a control remoto ni esporádicamente, y con humildad, como lo hizo Jesucristo personalmente.

La transmisión del mando parroquial fue el tres de noviembre del año en curso ante cientos de feligreses y de varios frailes y sacerdotes de las parroquias vecinas. Uno de los concelebrantes fue el Vicario Provincial Franciscano, Fr. Gerardo Frausto Rivas OFM.

Al reflexionar sobre el quehacer de los Párrocos, Vega Ambriz dijo que, en principio, debemos saber leer nuestras vidas ante el Evangelio para llevar a los laicos palabras que dan esperanza, porque “un buen pastor conduce a sus ovejas a los mejores campos para que alimenten su ser espiritual. Una autoridad que no se entiende como servicio está en un error grave, pero Ud., P. César Augusto, no estará solo; aquí estamos los demás consagrados y los feligreses comprometidos para ayudarle, así como las autoridades presentes. Además, cuente con el Patrón de esta Parroquia, el Apóstol Santiago, amigo de Jesucristo”.

El joven fraile queretano César Augusto Escamilla fue ordenado el 26 de junio de 2015; fue vicario de la Parroquia de San José Obrero, de Cd. Lázaro Cárdenas, Mich. Coroneo, de más de 20 comunidades, es la primera Parroquia que tiene a su cargo. Es hijo de Miguel A. Escamilla y de Guillermina Hernández, presentes en la Eucaristía concelebrada.

Fr. César relevó a Fr. Felipe Álvarez Velásquez, enviado a una Parroquia de Chihuahua.