chirimo

Martín Rojas Arroyo

La Parroquia de San José, de la Col. El Chirimoyo, de Maravatío, Mich., el pasado 20 de septiembre al mediodía, recibió a su nuevo pastor, P. Antonio García Salinas, quien en procesión avanzó por las calles acompañado de varios cientos de fieles de Urireo, Irámuco, Ucareo, Contepec y Maravatío, hasta el templo parroquial, y al llegar a este, hizo sonar las campanas.

A las 13:00 horas inició la solemne Eucaristía de toma de posesión, presidida por el Sr. Obispo Auxiliar, D. Herculano Medina Garfias, acompañado de diez presbíteros de la diócesis y la comunidad católica.

Seguidamente, y antes de la proclamación del Evangelio, el nuevo párroco recibió del obispo el Leccionario con la siguiente oración: “Recibe el Evangelio de Cristo, del cual fuiste constituido mensajero; anuncia su mensaje de salvación con deseo de enseñar y con toda paciencia, por medio de la catequesis y de la homilía, ayudando a tus hermanos a conformar su vida con la Palabra de Dios. En el nombre del Padre y del Hijo, y del Espíritu Santo”.

Durante la homilía, Mons. Herculano recordó al padre Antonio: “Hoy se te encomienda la misión de dirigir el pueblo cristiano de esta parroquia de San José El Chirimoyo y de enseñarle lo que la Iglesia ha recibido de Jesucristo”.

La Eucaristía finalizó con unas palabras del nuevo párroco a sus nuevos feligreses. Agradeció al Obispo, a los fieles acompañantes, a su nueva comunidad y sus autoridades; y dijo que así como el Patrono San José, hombre prudente, que “calladamente ejerció su ministerio, así, me encomiendo a él para caminar juntos”.

Por su parte, el coordinador del Consejo Parroquial le dio la bienvenida y ofreció el apoyo de los fieles en la labor pastoral. El salón parroquial fue el lugar donde se compartió el pan y la sal.