sanandres

Adrián Cirilo Amado

Para que una parroquia funcione como Jesús manda, el cura y los fieles deben amarse, comprenderse y acompañarse, afirmó el Pbro. Martín Bernal Heredia, Vicario Episcopal, luego de darle posesión como nuevo párroco de San Andrés Jilotepec, municipio de Zitácuaro, Mich., al P. Miguel Ángel García Hernández.

La ceremonia, alegre y muy concurrida, fue en la tarde-noche del 18 de agosto en el templo parroquial de San Andrés Apóstol, en la cual Bernal Heredia llevó un saludo caluroso del Arzobispo de Morelia, D. Carlos Garfias Merlos.

Dirigiéndose al P. Miguel Ángel, Bernal Heredia dijo: “Ama tu sacerdocio, sé humilde y sencillo como Jesús, porque tu nombramiento viene de Él, más que del Arzobispo; atiende principalmente a los pobres, enfermos y niños. Te reciben personas sencillas y cálidas que ya te aman”.

A los fieles, exhortó a amar y a acompañar a su nuevo párroco; a aceptar que los sacerdotes no son iguales, todos poseen virtudes y limitaciones; asimismo, conocer los proyectos para su comunidad, porque en realidad vienen de Dios.

Les propuso evangelizarse, cambiar costumbres que ya no les sirvan para crecer como personas y como pueblo.

El P. Miguel Ángel nació en 1946 en Zurumbeneo, municipio de Charo, Mich. Estudió en el Instituto Superior de Estudios Eclesiásticos Seminario Conciliar de México. Fue ordenado Sacerdote Misionero. Ejerció su ministerio más de 10 años en Alta Tarahumara, Chihuahua, teniendo como sede Ciudad Madera.

Regresó a Michoacán en los años 80. Ha servido en las parroquias de La Huacana; Tupátaro, municipio de Maravatío; Teremendo, municipio de Morelia; Bellas Fuentes, Coeneo; San Juan Tararameo, Cuitzeo, y ahora en la tenencia mazahua de Nicolás Romero, popularmente San Andrés Jilotepec.

Participaron varios sacerdotes, entre ellos el Vicario Foráneo, P. Jaime Alvarado. La fiesta finalizó con una riquísima cena típica.