prafa

Martín Rojas Arroyo

Este 20 de marzo del presente, y después de siete años de estar al frente de la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz en Salvatierra, Gto., llega el P. Rafael Espinosa Rubio para tomar posesión como encargado de la Parroquia de San Nicolás de Tolentino, de la comunidad de San Nicolás de los Agustinos, a quien confiamos al Señor –que todo lo ve– para que le recompense por tanto esfuerzo y celo pastoral manifestados en el ejercicio de sus funciones como párroco durante los últimos años. Lo recibieron las autoridades municipales por medio de su delegada, así como de amigos y fieles católicos de Salvatierra, El Sabino y Salamanca que lo acompañaron.

La comunidad parroquial colocó mantas en la fachada del templo diciéndole: “La comunidad de San Nicolás de los Agustinos lo reciben con los brazos abiertos, rogando a Dios, desde nuestra fragilidad y pequeñez, que su ministerio sea fecundo y armónico. Desde hoy le ofrecemos nuestro apoyo, disponibilidad y fuerzas para así juntos crecer en el compromiso y la fe”.

La solemne Eucaristía de toma de posesión se llevó a cabo a las 13:00 horas pm presidida por el P. Manuel Álvarez Solano, OSA, Vicario Episcopal de la Zona de Nuestra Señora de la Luz, acompañado de más de 35 sacerdotes de la diócesis.

El P. Rafael Espinosa Rubio demostrará su disponibilidad libre y dichosa para cumplir la voluntad de Dios con la obediencia; escuchó la lectura del nombramiento de Párroco para la comunidad parroquial de “San Nicolás de Tolentino”, decretado por el Arzobispo de Morelia, Mons. Carlos Garfias Merlos, el día 6 de marzo del presente.

Acto seguido, se realizó la profesión de fe y el juramento de fidelidad, que han de garantizar la rectitud y propiedad en la fe y en las costumbres en el ejercicio que nuestro nuevo párroco asume en este día en que inicia su ministerio en esta parroquia.

Por su parte, el P. Manuel Álvarez Solano, OSA, Vicario Episcopal, dijo: “Hoy se te encomienda la misión de dirigir el pueblo cristiano de esta parroquia, y de enseñarle lo que la Iglesia ha recibido de Jesucristo; cumpliendo con gran diligencia y fidelidad las obligaciones a las que estás comprometido con la Iglesia, tanto universal como particular”.

Así mismo tomó posesión de algunos signos y lugares litúrgico-celebrativos el nuevo párroco, quien los utilizará para desempeñar su caridad pastoral, para que nadie perezca sino que todos tengan vida eterna.

Por su parte, el P. Rafael Espinoza Rubio, en su mensaje de bienvenida, señala “Yo doy mi vida por mis ovejas; con la ayuda de Dios, en nuestra comunidad trabajaremos con la idea de edificar la Iglesia. Estos planes y proyectos constituyen alabanza a Dios por los dones y capacidades recibidas, y expresión de gratitud por conducirnos al logro de nobles propósitos.

Finalmente, el P. Manuel Álvarez Solano, OSA, Vicario Episcopal, agradeció al P. Manuel García por su apoyo al frente de la parroquia como párroco interino; a los sacerdotes que acompañaron esta toma de posesión, y a la comunidad parroquial, por sus oraciones en favor del nuevo párroco.