5b3dc34c22f7bEl pasado jueves 11 de julio se celebró el Día Mundial de la Población. Al respecto, se busca tomar conciencia de las temáticas globales demográficas. El evento fue establecido por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 1989, en virtud de que alrededor de este día, pero dos años atrás, la Tierra alcanzó los cinco mil millones de habitantes. El objetivo principal de estas conmemoraciones es hacer una llamada de atención a todos los pueblos y gobiernos de la Tierra para que trabajemos juntos ante los problemas demográficos.

Los seres humanos necesitamos, para desarrollarnos de manera adecuada, espacios y recursos naturales, condiciones de justicia e igualdad, libertad, derechos humanos, trabajo digno, áreas de esparcimiento. A propósito de este tema, el Papa Francisco ha llamado a los católicos a vivir la “paternidad responsable”, recuerda que “Dios da métodos para ser responsable”, pero al mismo tiempo invita a ver en cada hijo un “tesoro”. Para llevar a cabo esta responsabilidad, en la Iglesia hay grupos matrimoniales, hay expertos en esta materia, hay pastores, que pueden orientar a las parejas de esposos.

No olvidemos que toda familia es célula de la sociedad, padres y madres de familia, junto a sus hijos, están llamados a participar en la vida de la Iglesia y de la sociedad. Seamos responsables al ejercer la paternidad y cuidar nuestro casa común.