14y15 1de1 07

Alberto Calderón Ramírez

El Siervo de Dios Vasco de Quiroga, Primer Obispo de Michoacán y uno de los grandes evangelizadores de la Nueva España, a 454 años de su muerte está en camino a los altares. Luego de un intenso trabajo de más de 22 años de estudio y análisis, el Proceso de Canonización de este gran evangelizador y promotor de la justicia social está en su última fase, ya que recientemente se concluyó la llamada Positio, un documento con la información del estudio de virtudes y fama de Santidad del Siervo de Dios, que fue entregado a la Congregación para las Causas de los Santos, la cual, en los próximos meses, determinará la santidad de este promotor de los pueblos indígenas.

Fase Diocesana

La Causa de Canonización del Primer Obispo de Michoacán comenzó a instruirse en la Arquidiócesis de Morelia hace 22 años; el 7 de octubre de 1997. El entonces Arzobispo Don Alberto Suárez Inda decretó la apertura de la Fase Diocesana en una solemne ceremonia que tuvo lugar en la Basílica de Nuestra Señora de la Salud de Pátzcuaro, lugar donde también descansan los restos de Don Vasco, siendo el primer Postulador, el P. José Luis Bello, y desde este momento se le denominó a Don Vasco “Siervo de Dios”.

Esta Fase Diocesana, por ser una causa histórica, consistió en buscar en los archivos los documentos que hablaban de Vasco de Quiroga, y se logró encontrar en los Archivo de Indias, en Simancas, en el Archivo de México, en el del Estado, en el de la Nación, de la Diócesis, en Pátzcuaro y Tzintzuntzan, un gran acervo de escritos que referían pasajes de la vida y obra de este personaje, investigación que estuvo a cargo de una Comisión Histórica integrada por el P. Efrén Cervantes, el Mtro. Mauricio Armando Escobar Olmedo y dos historiados más que realizaron este trabajo.

Durante esta fase diocesana, además de la causa histórica, se buscaron también algunos testigos que pudieran dar razón de Vasco de Quiroga de tradición oral; se buscaron algunos personajes representativos de Pátzcuaro, Tzintzuntzan, de la Cañada de los Once Pueblos de la zona lacustre del lago, y se recabaron alrededor de 36 testimonios; la mayoría de gente adulta, e historiadores, sacerdotes, y también testimonios con personas adultas de Santa Fe de México, primera comunidad fundada por él.

Durante esta etapa, en la que se nombró como postulador al P. Salvador Vázquez Flores, también se tomaron ocho testimonio de unos testigos que se les denomina ex oficio, que la Postulación los pone como elementales entre laicos, sacerdotes y obispos.

Después de 17 años de investigación, la fase diocesana se cerró en la Catedral, el 21 de enero del 2014, en una ceremonia solemne. El entonces postulador y su equipo de colaboradores presentaron el resultado de este trabajo, en el que se lograron compilar 32,642 folios para mandarlos a Roma.

Fase romana                                                                                                                         

Una vez concluida la causa diocesana, promovida desde el Arzobispado, el 29 de abril de 2014, en el Vaticano, inició formalmente la “Fase Romana” de la Causa de Canonización del insigne evangelizador de las tierras michoacanas.

El entonces Arzobispo de Morelia, Mons. Alberto Suárez Inda, encabezó la delegación que hizo la entrega formal de la documentación a la Congregación para las Causas de los Santos, para iniciar así la Fase romana.

Se nombró Postulador de la Causa al sacerdote Misionero del Espíritu Santo P. Alfredo José Ancona Cámara, avecinado en Roma, A partir de ahí, y después de revisarse minuciosamente el proceso diocesano, se le entregó a D. Alberto el decreto de validez de este proceso diocesano.

Posteriormente, ya en el año 2015, se nombró como relator al P. Fidel González Fernández, quien inició con la Positio, trabajo que se prolongó hasta el 2018, y que consistió en la presentación, por el Relator, ante la Congregación para la Causa de los Santos, de la historia de la causa, las fuentes, biografía documentada, estudio teológico sobre la heroicidad de las virtudes de don Vasco de Quiroga.

Luego de tres años de relatoría, el 5 de febrero de este año, se hizo entrega de la Positio; de las 32,642 páginas, se hizo un tomo de 884 páginas, que se entregó a un grupo de historiadores, y éstos dieron su aval, para decir que históricamente no se encuentra ningún obstáculo sobre la causa histórica.

Posteriormente, este documento se imprimirá para hacer los volúmenes originales que se entregarán a teólogos y cardenales de la Congregación para la Causa de los Santos para esperar a que den su anuencia para tener a Vasco de Quiroga como Venerable.